Too Cool for Internet Explorer

Burning Airlines give you so much more

01 junio 2005

Pensé que estaba en Cádiz, pero sólo eran mis mocos


Está lloviendo en Madrid, y el aire huele bien. Hace un fresquito que parece que estamos en otro sitio, y es que normalmente el aire de Madrid es muy seco.

La lluvia nos ha cogido volviendo de la biblioteca (nos han vuelto a castigar por tardones) y nos hemos mojado, con lo que creo que he codigo un resfriado primaveral.

Al sonarme la nariz tras salir del metro, de repente he tenido la sensación de estar en Cádiz, porque olía increíblemente a mar. Tras unos instantes de confusión, he caído en la cuenta de que lo que olía tan bien eran mis mocos, debido al Rhinomer (un spray de agua marina) que estoy usando para aliviar la congestión nasal que me produce la alergia al polen.

Pensé en guardar el kleenex para olerlo cuando me apeteciera pero después pensé que eso sería una guarrería, y que total, mis mocos seguirán oliendo bien mientras siga esnifando agua de mar.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Pues nada, ya sé lo que tengo que hacer cuando eche de menos mi tierra: esnifar Rhinospray... Bonita vista de la catedral, btw...

Lupin (sí, sí, la de los electroforos...)

5:32 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

Hola, he visto tu bitácora en tu firma en un mail en monohispano.org. Yo soy de Cádiz, así que cuando vengas avisa que siempre es interesante conocer gente primate de por ahí :-) Un saludo y pilles adicción a ese spray.

3:28 p. m.

 
Blogger Alice said...

Así que olor a mar...
y fácil de llevar en el bolsillo.
Perfect.

12:18 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home