Too Cool for Internet Explorer

Burning Airlines give you so much more

21 junio 2005

Vivir más lentamente

Ahora lo llaman Slow, la moda de vivir lentamente, en contraposición al estilo de vida actual de la comida rápida, los horarios apretados, los resultados para ayer y el reloj como dueño de todo.

Si lo piensas bien, es una bobada ponerle un nombre a estas cosas y al hacerlo lo conviertes en una moda que, como todas, es pasajera. Lo que no es ninguna tontería es que vivir apresuradamente no es vivir, y que nos obsesionamos con la eficiencia en nuestras vidas, no sólo durante el trabajo, sino lo que es más grave, dentro de nuestra vida privada y relaciones personales.

Recordemos que las personas no somos multitarea. Los ordenadores lo son y aún así se les calienta la CPU cuando están atareados, pues para qué hablar de lo que le pasa a nuestras cabecitas cuando estamos a miles de cosas y a ninguna.

He comprobado que si actuas más lentamente, te da más tiempo de hacer las cosas, aunque parezca una contradicción, al actuar despacio te cunde más el tiempo. Y si no, probadlo vosotros mismos. Una cosa cada vez, lo más importante lo primero.

El furor del Slow, placer por lo lento
Slow Food