Too Cool for Internet Explorer

Burning Airlines give you so much more

31 julio 2005

Escritorios 3D, transparentes, líquidos...


Parece que la nueva moda en sistemas operativos es meterles cuantas más chorraditas gráficas mejor. Llegará el nuevo Windoze y anunciarán a bombo y platillo que es acojonantemente gráfico tridimensional y multicolorido. Pues vale, pues muy bien, a mi lo que me parece es que mucho efecto especial, pero lo que tiene que hacer un S.O. es ser seguro, estable y eficiente.

Pero bueno, a lo que iba: dejar claro que estas otras pijadas ya existen desde hace tiempo para otros S.O. como Mac y GNU/Linux. Aquí teneis unos ejemplos:

Escritorio 3D. En GNU/Linux se trabaja de toda vida con la posibilidad de tener varios escritorios, y alternar fácilmente de uno a otro. Eso se hace pulsando un iconito o combinación de teclas. Gracias a 3DDesk, se puede cambiar en modo 3D, echad un vistazo a las capturas de pantalla.

Transparencia. ¿Que quieres ventanas transparentes o traslucidas? Pues hace tiempo que las tenemos, faltaría más.

Ventanas líquidas. O más bien gelatinosas. Echad un vistazo a los videos de esta página para ver ejemplos.

En fin, que todos estos efectos son graciosos, como juguetito, pero lo importante es que el sistema operativo sea estable, seguro, potente... que no os vendan la moto.

28 julio 2005

La muerte de un spammer

Vardan Kushnir, de 35 años era el director de una academia de inglés de Rusia. Además de esto, también era conocido por ser el mayor spameador (¿se dirá así?) de toda Rusia, y el responsable del envío de spam a millones de e-mails diariamente.

Entre el odio que despertaba el que diera tanto el coñazo con el spam, y las envidias por la gran cantidad de dinero que debía amasar (me imagino), no ha durado mucho con vida. Este domingo, la policía encontró su cadáver, víctima de un brutal asesinato. Según esta web, su muerte no tiene que ver con el spam, sino que era un robo planeado, con drogas en su copa de vino y todo.

Sea como sea, seguro que muchas víctimas del spam lo celebran por todo lo alto. Qué mundo más raro nos ha tocado vivir.

Russia’s Biggest Spammer Brutally Murdered in Apartment - NEWS - MOSNEWS.COM

08 julio 2005

Paseos en profundidad

Esta mañana, para celebrar que hoy es mi último día de trabajo antes de las vacaciones de verano, me he dado un homenaje a mí mismo en forma de paseo en profundidad.

¿Mandeloqué? Un "paseo en profundidad" es lo que yo llamo a otra manera de pasear por la ciudad. En lugar de limitarme a andar siguiendo las líneas rectas que son las calles, incluyo en mi paseo el interior de los edificios. Si veo una puerta abierta, me cuelo dentro y curioseo el portal, las escaleras, el ascensor, las puertas de los pisos, en fin, que mientras no me encuentre una puerta cerrada o un "prohibido el paso", pues yo continúo mi inspección.

Es otra manera de ver la ciudad. Acostumbramos a ir sólo por las calles y a entrar sólo en nuestras casas y las de nuestros amigos y familiares, pero hay todo un mundo ahí dentro, en los portales, las corralas, los patios de vecinos.

La verdad es que al principio uno se siente raro metiéndose en un edificio que no es el suyo, pero una vez vencido el tabú de atravesar una puerta ajena, agarrándose a la idea de que una puerta abierta es una invitación a entrar pero sobre todo echándole mucho morro por si sale el portero y pregunta, se le coge el gustillo. Lo de que te pueda interrogar el portero tiene su gracia, le da más emoción al asunto. Pero la cosa es estar preparado y si te sale con un "¡stop! ¿dónde va usté?" pues le respondes, como si tal cosa "al cuarto b", y en la mayoría de los casos funcionará, a menos, claro está, que ese edificio tenga sólo tres pisos, entonces quedarás como un perfecto imbécil con mucho aplomo, eso sí.

Bueno, pues mi paseo en profundidad de hoy ha tenido lugar por la calle Dr. Esquerdo, y es que había que aprovechar la casualidad de que me encontraba por ese barrio en el que pasé unos cuantos años de mi infancia. Al principio no había pensado más que pasar junto al número 37, donde vivimos unos cuantos años, pero al pasar por el portal lo vi abierto y me dije "esta ocasión hay que aprovecharla", y es que hace años que no entraba, prácticamente desde que dejé de vivir allí.

Mi táctica por si salía el portero era decir que iba a una empresa que está en el edificio, cuyo nombre memoricé leyéndolo de la placa que había en la calle. Pero no salió ningún portero, sólo había un par de tíos haciendo una obra en el portal, así que con un "buenos días" me colé hacia el ascensor. ¡Cuantos recuerdos! Ahí estaba el ascensor, tan pequeño y cutre como siempre, pero ahora más viejo y con las paredes despellejadas. Subí hasta el cuarto piso, donde vivía, y comprobé que seguía frenando bruscamente. Después, salí del ascensor y fuí a la puerta "A", nuestro piso, y ahí estaba, ancha, como hacen las puertas en ese barrio, y con la cerradura Fichet que hicimos poner nosotros al llegar. No pasé de ahí, la puerta estaba cerrada.

Después eché un vistazo a la última planta, donde está la puerta de la azotea. Un verano estuvimos subiendo a tomar el sol allí, viendo los edificios de Madrid desde arriba y la Sierra al fondo, siguiendo la calle Goya. Se terminó el día que un ladrón se coló por allí y decidieron echar el cierre a esa puerta. Así que tampoco pude salir a la azotea. En vez de eso, bajé por la escalera, mirando por el hueco la inmensa caída que hay hasta la planta sótano y por donde se me cayó por accidente un chorizo recién comprado de pequeño, con el que andaba haciendo malabarismos al salir del ascensor. Al día siguiente, probé la misma caída con una pelota de goma, que se rompió en dos pedazos al llegar al suelo.

Y salí del edificio, con otro "buenos días" a los de antes, para volver a la calle y seguir mi paseo.

Más adelante, pasé por otro edificio, uno que en su esquina tiene una empresa de confección, cerca de una tienda de miel. Pensé en entrar pero el portero me guiñó un ojo en plan picarón y cambié de opinión, seguí mi camino por Dr. Esquerdo.

La siguiente puerta abierta que me llamó la atención fué junto al portal del 67. Se trataba de un club de alterne, de esos que siempre están cerrados a cal y canto con un gorila en la puerta, una mirilla y pegatinas de las diferentes tarjetas de crédito con las que puedes pagar los whiskies que te sacan las señoritas de compañía. Siempre me pregunto cómo será un sitio de esos por dentro, y ahora estaba la puerta abierta. No entré, porque entre la puerta y yo había una reja, pero de todos modos el ambiente no invitaba mucho a pasar: un antro oscuro incluso a estas horas (las 11 de la mañana), con cortinajes rojos, una inmensa barra con muchas botellas de diferentes licores, una cama redonda de sky-polipiel, y un olor a sudor,  tabaco y perfume barato que inundaba el aire que salía. O sea, que estos sitios los ventilan por el dia.

Donde sí entré fué en el portal de la casa de al lado, en el número 67. Un lugar de pesadilla, que aunque tenía mucha luz comparando con el local de al lado, estaba formado por pasillos laberínticos que se dividían en varias ramas y escaleras de caracol que llevaban a puertas de madera arañada y patios interiores con ropa colgada. Daba miedo.

El portal del 73 también me resultó extraño, pero porque parecía de una casa de pueblo, muy sencillo y pintado de verde, a pesar de estar en Dr. Esquerdo, donde también hay edificios más ostentosos.

Y esta ha sido mi aventura de hoy. Lástima no haber llevado la cámara para hacer un reportaje, otra vez será.

03 julio 2005

Pinturas de músicos

Dando unas vueltas el otro dia pasamos por una exposición en Príncipe Pio sobre "la pintura y la música" o algo así. Creíamos que se trataría de la inspiración de los pintores gracias a la música, o al fenómeno ese por el que algunas personas ven colores asociados a sonidos sin necesidad de tirar de LSD.

Pero no, resultó ser una exposición de cuadros pintados por músicos españoles. Bueno, tampoco está mal, siendo gratis. Había cuadros chulos entre ellos, sobre todo los de Germán Coppini, Carlos Berlanga y, sorpresa, Alejandro Sanz.

01 julio 2005

Pescan un trucho de 300 kilos en Tailandia

Acabo de asustarme leyendo que en Tailandia han pescado un "catfish" de 646 libras de peso, o sea, unos 300 kilos de los de antes. Un catfish es un siluro, pero viedo la foto veo que es como una especie de trucha gigante.

Creo que no voy a poder volver a bañarme tranquilo en ningún sitio que no tenga una alta concentración de cloro. Quién sabe si eso que te ha rozado el pie es un alga, un cangrejito o un trucho de 300 kilos que, lógicamente, tendrá un hambre voraz.

Grizzly-sized catfish caught in Thailand

ADSL de Jazztel instalado en poco más de una semana

¡Bien! ¡Ya tengo mi nueva conexión de ADSL con Jazztel!

Si bien hace poco me quejaba de que habían perdido mis datos, con lo que tuve que volver a darme de alta, hoy solo tengo buenas palabras para Jazztel.

Han tardado sólo 9 días en activar el nuevo ADSL de 4 Mbps, y sólo he estado sin conexión (debido a la baja de Wanadoo, mi anterior proveedor de acceso) durante unos minutos. Esta mañana estaba navegando con Wanadoo, de repente dejó de funcionar, puse el router de Jazztel y en 20 minutos ya lo tenía todo funcionando.

Por ahora tengo sólo 1 Mbps ya que hasta Agosto no se actualiza a 4 Mbps, como ya me aclararon al contratarlo, que eso va por zonas.

Hala, una preocupación menos.