Too Cool for Internet Explorer

Burning Airlines give you so much more

08 agosto 2005

Don't cut my wings

Un amigo, Jesús, que toca la batería conmigo y es de Astorga, se
quiere comprar una moto, tiene capricho con una Vespa. Su novia no le deja, porque hace una semana un amigo de ésta tuvo un horrible accidente en el que perdió una pierna.

Otro amigo, también Jesús, que también tocó la batería conmigo pero que es de Lanzarote, le dice que no le haga caso y que recuerde que la vida son dos días, y que así se lo canta en una canción que le ha compuesto a su novia, "Don't cut my wings".

La novia del canario, que se llama Fanny, dice que se puede ir a tomar por culo y que no le va a recoger más veces del suelo cada vez que vuelva borracho a casa cantando la jodida canción.

1 Comments:

Anonymous Kike said...

Liberté toujours!! Nadie debería decirle a un hombre (aunque sea una mujer) si puede o no puede comprarse una moto. Va uno, se la compra, y a correr. Hombre, si es cómoda, para que la interfecta no vaya como en un balcón pero a 200 por hora, pues mejor, pero el esqueleto es de uno, y sólo subsidiariamente de la otra. ¡Pero qué manía con no querer que nos matemos, joderek!
Otra cosa es que ella, que está en su derecho, se compre otra más potente, sólo por joderek, o que te deje plantado y abonado... ¿Quién dijo que queríamos una vida facilona...!

11:50 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home