Too Cool for Internet Explorer

Burning Airlines give you so much more

23 enero 2006

Hacking Fontanilla: los filtros de agua y el fantasma del software privativo


Hace un par de años, vi por la tele un documental sobre los peligros de la vida moderna en el que relacionaban el incremento de las alergias al consumo de agua con cloro. Siendo alérgico al pólen como soy, y sufriendo mi novia otras alergias, decidimos probar a instalar un filtro anticloro en casa, para ver si eso reducía nuestros síntomas alérgicos.

Pero no quiero hablar sobre alergias ni sobre si realmente el cloro del agua del grifo desordena nuestro sistema inmunológico. Saco este tema porque esta semana me he dado cuenta de las similitudes entre el modelo de negocio del software privativo y las prácticas de muchas empresas que, en principio, nada tienen que ver con el software.

Resulta que cuando compras un filtro de agua, al menos a Fontanilla, la empresa a la que se lo compramos, te envían un técnico a casa que te lo deja funcionando. El filtro, un cilindro de plástico relleno de carbón activado, tiene una vida estimada de un año, con lo que pasado un año, la empresa te llama para avisarte que se pasará a cambiarlo por uno nuevo, sin cobrarte (supuestamente) más que lo que cuesta el filtro: no cobran desplazamientos ni mano de obra.

Total, que pasado un año desde la instalación, vino el técnico a cambiar el filtro por otro nuevo. Sacando unas enormes llaves para hacer palanca y abrir el filtro, extrajo el filtro usado y colocó uno nuevo. Me sorprendió que en cuanto sacó el filtro viejo, lo inutilizó rompiéndole una pieza de plástico que lleva, digo yo que para evitar que se nos ocurriera usarlo más adelante...

No le dimos más vueltas al asunto, pero ahora que se acercaba otra renovación caímos en la cuenta de que, siendo sólo dos en casa, lo normal sería que pudiéramos usar el mismo filtro durante más tiempo, porque suponíamos que los estudios de que el filtro duraba exactamente un año estarían basados en una familia media de, digamos, 4 o 5 personas...

Finalmente llegó el momento en el que llamaron de la delegación de Fontanilla en Madrid:

Fontanilla: Buenos días, que mañana por la mañana nos pasaremos a cambiarle el filtro.

Yo: Ah, hola, buenos días, pues mire, que es que hemos pensado que como sólo somos dos en casa y últimamente hemos estado fuera bastante, no lo vamos a cambiar todavía, les llamamos dentro de unos meses...

Fontanilla: (súbitamente enfadado) ¿Cómo? No, no, no puede ser... sepa usted que el filtro tiene una garantía de un año y que, pasada esta fecha, no nos podemos hacer responsables de su salud...

Yo: Eh... bueno, no creo que sea peligroso, sólo es carbón filtrante, tranquilo, que les llamaremos dentro de unos meses...

Fontanilla: ¡No, no! No puede ser porque se tiene que cambiar cada año, y si no, pues nada, ahora mismo rompo su garantía, pero que sepa que si nos vuelve a llamar, tendremos que cobrarle la mano de obra y el desplazamiento...


Total, que me sorprendió muchísimo la reacción que tuvo. Se cabreó en seguida y me intentó convencer primero con miedo (que mi salud peligraría) y después con amenazas (que rompería mi garantía, y me costaría caro: concretamente, el desplazamiento y mano de obra que, de haber tragado con cambiarlo cada año sin rechistar, me habría ahorrado).

Mosqueado por su reacción, decidí probar a abrir yo mismo el filtro. Si, recordaba que cuando lo compré, me dijeron que era muy fácil... pero ahora me querían convencer de que no, y que tenía que ser cada año... Pues nada, abrir el filtro ese fué sencillísimo, sólo había que desenroscarlo del grifo y hacer palanca. El mecanismo interno, más sencillo que un chupete. ¡Bien! Ahora podía comprar el filtro cuando yo realmente quisiera cambiarlo, y realizar la operación yo mismo... ¡Mi primer filtro hackeado!

En resumen, los que conozcais la lucha entre el software libre y el software privativo habreis encontrado muchas similitudes, supongo. La base del software privativo consiste en darte algo cerrado, que se supone no puedes abrir ni hacer cambios en su interior. De esta manera, dependes de ellos cuando quieras hacer mantenimiento. Para disuadirte de que intentes ser independiente, te mienten con miedos exagerados, te dicen que es muy complicado, te amenazan con consecuencias terribles si te atreves a mostrar independencia...

Evidentemente a Fontanilla le interesa que cambiemos de filtro cada año, de esta manera tiene unos ingresos previsibles periódicamente... pero cuando eso choca con mis intereses, la cosa cambia. Yo no quiero comprar un filtro nuevo cada año si no lo necesito. Aun así, sigo dependiendo de ellos, porque son buenos en hacer lo que hacen: fabricar carbón activado y dármelo envasado en cilindros de plástico, cosa que yo no sé hacer. También dependeré de ellos para comprar recambios, si se me rompe algo... en fin, modelos de negocio válidos todos ellos, no era realmente necesario forzarme a hacer nada que no quisiera.

A partir de ahora compraré el filtro en la tienda que me de la gana, preferiblemente en una que no me intenten engañar con este tipo de tonterías.

6 Comments:

Blogger el pablete said...

Te has parado a pensar si necesitas realmente ese software? Creo que un flitro de carbon activo hace poco o nada, y lo que hace es precisamente perjudicarte, pues el cloro que tiene el agua es minimo, pero necesario. Prueba una temporada a no usarlo, a ver si te encuentras peor, mejor o simplemente igual.

10:55 a. m.

 
Blogger Capitán Planeta said...

Por supuesto, quizá usar un filtro es una tontería. O quizá no. Desde luego, se nota el cambio en el sabor del agua pero poco, ya que el agua de Madrid está bastante bien.

Ahora, eso de que necesitemos beber agua con cloro no lo veo. Será necesario para higienizar el agua, pero no creo que mi organismo lo necesite.

En fin, la historia viene a cuento por las similitudes en modelos de negocio, no para decir si hay que quitar o no el cloro del agua.

11:45 a. m.

 
Blogger LinuxMan said...

Esas practicas son practica comun con el software

( http://linuxman.blogsome.com/2006/01/11/lo-que-hace-el-miedo-o-sarcasmo-supremo/ )

Lamentablemente la mayoría cae en este tipo de amenazas y miedos infundados, ¿será que los linuxeros hemos visto la luz y ya no caemos tan fácil en estas practicas?

4:37 p. m.

 
Anonymous jEsuSdA 8) said...

Te felicito por el post.
Un símil muy acertado.

1:47 p. m.

 
Anonymous Manu said...

Pues me interesa lo que puedas observar y publicar al respecto, por que yo también he tenido muchos rollos con alergias, y también me han comentado lo del cloro.

¿Cuanto tiempo llevas usandolo?

1:57 p. m.

 
Blogger Capitán Planeta said...

Hola Manu, pues no te puedo dar una respuesta rápida a la relación entre cloro y alergias. Llevo usando el filtro dos años, y estoy cada vez un poco mejor, pero como también me estoy vacunando, haciendo ejercicio... pues no se cuál de los factores es el que está funcionando.

Simplemente lo uso porque vimos en un documental de la tele que el cloro seguía con su acción limpiadora dentro de nuestros cuerpos, o sea, que se cargaba células y eso descojonaba el sistema inmunológico... tiene sentido, pero no se si será verdad.

Lo compramos porque soy alérgico al polen pero también porque mi novia tenía una autoalergia. Ella se curó del todo, pero también se estuvo vacunando dos años... así que no sabemos qué fué lo que la curó.

En todo caso, ya falta poco para la primavera... a ver qué pasa.

2:27 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home